Explicación de las Piezas

Las piezas

MATES
El mate esta ligado a la mayor parte de las actividades del hombre, especialmente en la Argentina, esta presente en las actividades de exterior como caza, pesca, campamentos y trabajos rurales. No hay nada mejor que un “cimarrón” para el descanso o el intercambio de opiniones sobre la actividad que estemos desarrollando; y nada»mejor que un mate en un descanso en las «materas» para pensar y afianzar amistades. Su forma acojedora, su redondez y su calidez en nuestras manos, acompaña y tranquiliza, también reconcilia y afirma la amistad.

El mate fue unas de las primeras piezas de mi plateria -junto con los cuchillos- especialmente diseñados para las cacerias de jabalies en LaPampa. El mate no podia faltar en los fogones y en las apostadas nocturnas, en donde aguardabamos al padrillo. Igualmente ocurría en las pescas de truchas en los lagos y rios de la Patagonia Argentina. A decir verdad, estaba en todo tipo de salidas ,aventuras y cacerias a donde fuera.

Existe todo un ceremonial del mate y también costumbres que ya son tipicas y aceptadas: el mate frio significa desinterés o desprecio, el caliente y espumoso todo lo contrario; y uno muy caliente, una invitacion pasional. Así también hay que ofrecerlo con la bombilla hacia el que recibe el mate, y si tuviera asa o cabo igual ofrecerlo de esa manera, para que le quede en posicion correcta al tomador de turno.

Al igual que los hijos, el auto o el perro, un mate siempre nos termina hablando de su dueño. Diferentes formas, usos y terminaciones nos remiten a costumbres, gustos y caracaterísticas del homenajeado.

CUCHILLOS
El cuchillo fue, es y será por siempre el arma por excelencia y compañero del hombre de campo. El hombre de campo considera al cuchillo una primordial herramienta y arma. El cazador confía en su cuchillo ya sea para dar muerte a un jabali debatiéndose entre los perros o simplemente para comerse un asadito en un fogon improvisado en medio del campo. El hombre de campo es muy orgulloso de su cuchillo, lo admira, lo respeta, lo cuida con pasión y jamás admite críticas a su gran y fiel compañero.

El cuchillo es la prolongación del brazo del hombre y responde a esta anatomía, debe ser cómodo y sentirse como si fuese una parte más del propio brazo. Por este motivo es muy importante al diseñarlo, saber de antemano si el usuario es zurdo o diestro.

La hoja de un cuchillo es tan importante como su cabo y en la muchos caso lo es más. Los metales fueron siempre un gran misterio para los forjadores primitivos. Los metales estaban asociados a la montaña, cuya naturaleza proveia cobre, bronce y hierro para confeccionar sus armas. Los primeros forjadores sabían observar el cielo todas las noches, a la espera de rayos y señales luminosas, por lo general aerolitos. Una vez que estos cuerpos celestes caían a la tierra, emprendian largas expediciones secretas hasta dar con el sitio donde estos habian caído. Al rescatarlos, los adoraban y llevaban a sus fundiciones para forjar este hierro meteórico, que al atravesar la atmosfera entraba en incandescencia incorporando de esta manera partículas de carbono. Gracias a este proceso al penetrar en nuestra atmósfera, habian obtenido un rudimentario «acero» que ganaba con gran ventaja a las armas forjadas con metales convencionales. Estos secretos los mantenian dentro de sus cofradias y confeccionaban las famosas espadas invencibles de la historia.

Debido al secreto que mantenian acerca de la procedencia del acero, a estas armas se les atribuian poderes. Se decía que estaban ofrendadas al «Diablo» por lo que el templado se acompañaba con tradiciones paganas, y se forjaba en medio de cantos profanos, con templarios que se reunían en ceremonias secretas y nocturnas, en donde se supone que templaban sus aceros en cuerpos vivos, cuyo gradual enfriamiento daban el temple adecuado a la hoja.

QUERUS.
Los querus son vasos ceremoniales comunitarios de las culturas Aymara y Quechua. Son tallas de maderas de árboles de las zonas más bajas de Bolivia, los valles y yungas. Estos generalmente son piezas de seis, siete o más vasos perimetrales y uno central, a veces de mayor tamaño. Todos los vasos estáncomunicados entre si perimetralmente y con el central.

Eran usados para beber «Chicha», una bebida producto de la fermentacion del maiz masticado que al incorporar las enzimas de la saliva, alcanzaba un alto tenor alcoholico.

Eran usados en todo tipo dehomenajes y celebracioes: casamientos, nacimientos, cosechas, siembras, posesión de tierras, etc. Bebiendo todos del mismo vaso ceremonial, que si bien podian hacerlo de distintas posiciones, todos bebian lo mismo ya que todos los vasos están comunicados. Era un acto comunitario que por un lado simboliza la unidad del grupo -una comunion fratenal- y por otro, gracias a la unión de los vasos perimetrales con el vaso central, la vinculacion de todos los seres con la Madre Tierra o «Pachamama».

Mi trabajo consiste en agregar la plata a estos vasos respetando su origen y función. Así se convierten en la actualidad en copetineros o contenedores de «dips » para compartir con amigos, “sopando” todos en la misma salsa, recreando asi su significado comunitario original. También si se pone en el vaso central un «caviar» o un «Pate» y las tostaditas o «blinis» en los vasos perimetrales, mantenemos al compartirlo su significacion ancestral.

TALLAS EN MADERAS
Las piezas parten de trozos de madera hallados por mí en la Patagonia Argentina, en los márgenes de los ríos. Son trozos de madera arrastrados y erosionados por las corrientes. Durante mis excursiones de pesca los miraba una y otra vez y ellos a mí, estableciendo una relación endopática con ellos hasta que no tenia otra alternativa que traerlos conmigo y con todo el respeto que merecen tallarles las cunas para recibir las piezas de plata, y de este modo jerarquizarlos. Cuando los contemplo en forma de piezas terminadas, recreo el lugar donde nos encontramos por primera vez.

PUNTAS DE FLECHAS
Muchas de las puntas de flecha que utilizo son de origen Patagónico, otras son del altiplano, de las culturas Aymara y Quechua. También hay puntas del resto de América. Están talladas en diferentes calidades de piedra y para diferents usos. Las mas grandes para piezas de cacería grandes y las pequeñas para presas de caza pequeñas. Los hermanos Berbel de la Patagonia en una de sus canciones las mencionan como «pequeñas mensajeras de la muerte».

En la antiguedad a los talladores de piedras para armas se los consideraba como los hombres de mayor respeto y veneración dentro del clan o la tribu. Estos talladores eran hombres chamanes, hombres con grandes poderes, poderes que conferian a sus flechas, dones para lograr éxito en sus objetivos. No sólo eran artesanos sino verdaderos artistas que tallaban con primor sus puntas de flecha, aún aquellas de tamaño pequeño que más que armas eran verdaderas joyas, sutiles, esbeltas y delicadas, que me hacen creer que más que pensar en la muerte, tallaban pensando en la belleza.

BASTONES
Los bastones son leales compañeros de los hombres de avanzada edad, pero no siempre fueron exclusivos de la gente mayor. En épocas galanas en Europa, fueron signo de elegancia. Los usaban con distincion incluso las mujeres, que hasta solían usar bastones cortos sólo por cuestiones estéticas.

Se practicaba savate, un esgrima de bastón para defensa del caballero. Los bastónes solían incorporar en su interior estoques y dagas, que surgian cuando le pretendian arrebatar el bastón a uno.

Hoy están volviendo y ya no son cosa del pasado, siempre han sido útiles al hombre, en actividades de pesca ayuda al vadeo, en cacería y tiro sirve para apoyar el fusil y no olvidemos el importante uso que se le da en el esqui. Yo simplemente me he limitado a recrear y resignificar la gloriosa época de aquellas piezas.

CUCHARAS Y CUCHARONES
Cuando le pregunto a alguien cuál fue la primera herramienta del hombre primitivo, generalmente me contestan » el cuchillo¨. Yo sin embargo creo que fue la cuchara, el cuenco, ya que para tomar agua se ahuecaba la mano y se llevaba el liquido a la boca.

La cuchara era la herramienta que usaba la mujer del clan para cocinar y servir. La cuchara estará siempre asociada a lo femenino, luego de la «teta», la primera comida la recibimos con una cuchara, es una herramienta cuya forma evoca calidez maternal.
Por todas estas razones las cucharas y los cuencos reciben un tratamiento respetuoso y cariñoso en mi trabajo.

Eliseo Nuñez De Arco.